Dulce, como el licor de manzana en días de lluvia,
Amargo como esa brisa con partículas de polvo
Salado como el sabor del agua del mar
Agrio como el asombro de un mal trago.

Tener a tu familia en casa es tener un tesoro,
El simple diálogo de una reunión de comensales
Que te hace ver la vida por lo que tienes delante
Encariñándote una vez más con lo que es el vivir.

La necesidad de salir a la calle
Nos hacía ser constantes en lo que nos habituaba.
Personas sociables en busca del habla
de un compañero para sentirnos felices

Búscate, encuéntrate es lo que te dicen
Pero solo tú sabes el recuerdo que más te ampara
La luz de la luna te recuerda que aquello que buscas
Solo y únicamente es decisión tuya.

La sonrisa que conlleva tenerte a mi lado
El dolor de cabeza que me provocas
Las aventuras trepidantes que a cualquiera enredan
La poesía que me generas. Lo que eres

Lucía