SIN PERDÓN NI OLVIDO

Desde el Amazonas hasta la Guajira
Las víctimas se paralizan, al saber que la guerrilla los deshabita
El pueblo está cansado solo espera al estado
Y al no conseguir su ayuda, solo aumenta la duda.

La crisis se multiplica y cada vez son más los afectados
Que deja la ruina de varios atentados
Luchando una guerra viva; que solo saben los soldados
En un país de indiferencia, lleno de indolencia.

El desalojo y despojo, afecta a los campesinos
pobres viejos tan aguerridos
sus tierras llenas de olvido y su mente llena de conflictos
Un vacío que solo contarán las víctimas de este mal.

Esta patria tan adolorida, consumida por la injusticia
llena de necesidades, regidas por cobardes
Todo mundo está triste, balas no dejan de sonar
la guerra no se acaba; la gente quiere paz.

NATALIA ALDANA