Fresca tarde, Dios toca la flauta, los ángeles no paran de bailar, en San Antonio sopla el viento y los pájaros cantan sin parar, a la melodía de su Dios un concierto nos vienen a brindar.
Las nubes se contorsionaban para decorar con siluetas un cielo en el que los cristianos desean alguna vez llegar, el pasto estaba seco de un verde vivo ideal para acostarnos en el.
A la sombra de un árbol no para de insistir “enciéndalo me quiero relejar” pero fue como 4 minutos los que tuve que esperar hasta que el arquitecto de mi amigo lo pudiera armar.
Blunt sabor chocolate, color café con olor agradable, llamativo para aquellos que saben. candela MAD para prender el día y el humo en los pulmones y cabeza te alegran la vida.
Como el sexo después de embriagarse, el trip en el arte, cholado en la tarde, domingo en pance.
Te quita la pena de aquellos que te miran con ideas conservadoras que no dejan que un cambio siga. que el haber comprado un granizado de mango viche haga más fuerte el momento, que se vea distante lo efímero del placer, del disfrute y descanso. menuda tranquilidad que es ausente de los habitantes de la ciudad, que hoy consigo acompañada de juana y la amistad.
El no cansarnos de buscar duendes que juegan en la naturaleza mientras, otros influenciados por nuestra paz, tocan sus tambores para la fiesta empezar.
Oh juana gracias a ti mi tarde es especial.