Podría escribir muchas cosas, pero no me alcanzaría ningún abecedario, ningún lenguaje, ningún pergamino para plasmarlo.

Podría escribir muchas cosas, sobre todo cuando se conecta tu mente con la mía, sobre todo cuando estás a mi lado y te siento eterna, profunda, indescriptible.

Escribir muchas cosas, eso podría, pero prefiero apreciarte, prefiero que sea vida, que seas luz eterna dentro de la agonía.

Podría escribirte lo que pasa por mi mente, pero prefiero decírtelo de frente, prefiero apreciar el aroma que deshechas que tanto me mata, como tus pestañas largas como el verano, y tan cortas las oportunidades para hacer mía.