Peyote

Señor del agua, del aire, del fuego y la tierra, riega tu néctar en mi pensamiento, ilumina mi camino, eres mi guía, mi señal, mis espinas quebradas, en ti dejo escritas mis huellas, escucha mi corazón, su lamento, su llanto, su herida desbordada como un río, has de mi una vida que florece, como tu flor sumada a las estrellas del desierto, que buscamos para seguir nuestro camino.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas