La vida es tan efímera como un sueño,
Tan hilarante o apagada según como se viva,
Pero pese a todo, esta solo es dolor,
Que crece o disminuye según como la percibas.

La vida tal vez solo es un sueño,
En el que desahogamos nuestros delirios más profundos,
En donde la felicidad solo es una fantasía,
Creada por nuestra mente para evadir el sufrimiento.

Aunque pese a todo esta es un fiasco,
Al compararla con la magnificencia de un sueño.
Sin embargo todos compartimos un destino ya trazado,
Que culmina nuestra existencia, al cual llamamos muerte.