Pensamiento pasajero

Pensamiento pasajero, implantado como seto en la demos del cerezo, tan puro como un bonsai en secreto
Creciendo, alimentándose de minúsculos rayos de luz
Y eso es amar, alimentar tu carencia
La falta de imprudencia del que es todo por alguien
Y que ese alguien firme tu sentencia
Tan puro como nenúfar en un pantano
Tan puro como una sonrisa de un párrafo
Tan cierto como la verdad del ciego
Que dijo que vio pasar al más cuerdo
En la ciudad de la mentira
Que su más noble estigma
Es amar a quien amor le dió
Pero todo eso lo perdió

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas