Pasión, la primera.

Hoy miré hacia atrás,
ayer,
en la memoria,
y, recordando,
lloré.
El inicio del pálpito,
del asombro,
el deseo,
la dulce agonía
de sentirse,
sin quererlo,
atrapado en otro ser.

Hundirse,
en la profundidad.
Perderse,
en el rostro,
el cuerpo,
los ojos
y mirarte,
con valentía,
y timidez.

La mirada,
cálida,
misteriosa,
lenta, tierna,
fugaz, efímera,
eterna, fulgurante,
y repentina.
El despertar!
I despertar,
otra vez.

Todo me quitaste,
ayer,
y todo me diste
sin saber.
Todo te debo,
hoy,
amor,
el primero,
el renacer.

El recuerdo,
hermoso,
bello,
doloroso, melancólico,
triste,
hallar en la pena,
placer.

Es desengaño
es alegría,
es sorpresa,
anhelo,
sueño,
memoria
y deseo,
sin quererlo,
o queriendo,
sí,
esta vez.

Tu nombre permanece,
siempre,
en mis huesos,
sangre
y piel.

Hoy he vuelto,
a la vida,
al verte,
otra vez.
Todo te debo,
y tú sin saber.
La vida,
la muerte,
el renacer.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas