Mirándote a los ojos,
Volviéndote pasado.
El momento exacto,
En el que una despedida se convierte,
En una pérdida para siempre.
No busques latidos en un corazón inerte.

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS