Para que
La hermosura de una flor
Si no tengo el olor que la mantiene…
Para que el frescor
De la lejana montaña
Si en su inmensa altura
La voz se me parte y se pierde…
Para que una luna tan redonda
Si en su frío no sabes mantenerte…
Para que esa canción perfecta
Si el corazón y la piel no sabe cogerte…
Para que esos gritos desbordados
Sin los que los ensalzan, la gente…
Para que una soledad
Tan desdichada
Si aún teniendote no puedo tenerte…
Para que esa sonrisa tan abierta
Si en tu boca sólo hay dientes…
Para que esos besos duplicados
Sin tu boca y sin tus dientes…
Para que un corazón eterno
Sin la danza del alma que lo alimente…
Para que ese poema tan lisonjero
Si no dejas que en tu alma se adentre…
Para que esas mañanas de colores
Si es una pintura que nadie entiende…
Para que esa esperada inspiración
Sin ese vacío la enciende…
Oh, tu… mi amada
Mi yo para ti, enteramente…
Para que el capítulo
De un prólogo ya pronunciado
Para que… oh, MI amada…
Para que…
Si no se está locamente enamorado