PANTOMIMA DE TERNEROS – Julieta Iallorenzi

Las distracciones y la desconcentración
No solucionan tus problemas, no llenan tus carencias.
Ese tiempo a lo bobo perdido, entretenido, hecho
Con el fin de olvidar, es obsoleto.
Solo una lobotomia podría lograr eso.
No es tapar, es aceptar, el patrón descifrar,
Un clavo no saca otro clavo, a ese material
Hay que fundirlo para lograr otra cosa
Para que el resto cambie en lo externo,
Transmutar lo obtenido que en espiral
Retornara para conseguir la meta
Atravesar la experiencia
Darle el peso que se merece cada instancia
Sin exagerarla, ni ningunearla o empequeñecerla
Peor aun dramatizarla, hay que hacer
La metamorfosis propia para no repetirla,
En caso de que quieras, cortar con ese circuito,
Y saltar la barrera. Cuando tenes un problema
(Ademas de ser por necesidad) te buscas un trabajo
Vas al circo, montas a caballo, la cuestión;
Te colas en mil actividades para evitar
Una y la mas crucial: Pensar.
Y sé bien que solo a los ignorantes
Y cobardes la distracción les sirve
Como medio de escape.
¡No a la irreflexión como ocupación!
Entretenernos quiere el entreteni-miento
Tenernos entre mentiras distrayéndonos
Hacia los mataderos haciéndonos creer
Que pastorearemos bajo el Sol próximo de Enero.
Maniatados en una prisión, cuyas únicas barreras
Son la convicción de que la simulación
Es veracidad. Seguí distrayéndote
Hasta que la mascara se vuelva tu rostro
Hasta que la pantomima se convierta en tu única realidad.

2016

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas