Paimon Mortem

Ocupación, tortura, amante de la locura
apertura inminente a la adicción,
exclamación a oscuras con la silueta de una figura
a la altura de los entes eras una maldición

La cocción de la maldad hace en mi garganta ataduras
perdura eternamente esa firme convicción,
una declaración que nadie cumple pero todos juran
por apurar asiosamente su defunción

Condicionado en mi prisión busco una apertura,
mi cultura ante la sociedad era seducción
además de perversión y entre otras cosas, basura,
con ternura vi los ojos de la destrucción

En mención de mi nombre y mi literatura
hago una pintura con la sangre de mi corazón,
criatura señalada de matar con intención,
pues su hermosura era digna de su inexistente expresión

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas