Oscuridad Fúnebre

Diosa del misterio, amiga de los solitarios y refugio del silencio.
Me envuelves como neblina densa dentro del valle de las tinieblas.
Acoges mi alma y mi espíritu sin recelo y me brindas aquel confort que ya no encuentro en el calor de otro cuerpo.
Navegando en el pantano de la soledad, me recuerdas que hace miles de Eones atrás renuncié  a mis ideales y sentimientos, convirtiendome en un cuerpo sin aflicciones que demostrar, disipando insensibilidad.
Sin embargo, a la lejania me detengo y observo lo difuso del horizonte, y es en ese instante; en esa fraccion de segundo; en la cual puedo divisar a la distancia, el recuerdo de su hermosa sonrisa y llega a mi mente la siguiente pregunta ¿Se puede extrañar aquello que no se puede recuperar?. No, no se puede extrañar lo desconocido.
Estoy en  neutro.
Talvez, debería empezar de nuevo.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas