Ojalá nunca

Es una lástima haberte conocido,
una persistente agonía,
Tú recuerdo plasmado en mi mente;
no desaparece.

No fuiste el primero ni tampoco el último,
aún así me arrepiento,
Magnánimo arrepentimiento de haberte tratado.
Tú afabilidad me transportó,
¿Fui interesante? O solo me diriges porque soy hermosa.

Que el mismo diantre me hizo amarte,
porque este amor me hace perecer;
y aparecer en el infierno, estando muy viva.
Te amo;
no me gusta decirlo, pero así es,
tus cumplidos me enloquecieron.

No soporto saber,
que estas en los brazos de otra;
que tu corazón tiene otro nombre.
Mientras me odias;
Me castigas por haberme sincerado,
si fui grosera aniquílame,
pero no me penes más con esta angustia.

Ya no me hablas,
desearía que la parca llevase ese rencor;
que en ti crece por mi,
Yo que tan solo vivo amartelada por vos,
ínfimo.

Esta novela pasará a ser solo;
una pasajera reminiscencia,
talvez intencionalmente olvidada,
Me odio por haberte permitido conocerme,
tú nacionalista, ojalá nunca me hubieses dirigido.

Para el chico argentino: Dedicada a esos amores a distancia, especialmente a uno que me tiene con el corazón en las manos.

Autor: Julier_Soyaa

+1

Related Articles

Responses