Realmente sé cuándo es la última conversación;
El ultimo cruce de palabras,
Que encuadran un final y abren el telón a un recuerdo eterno.
Porque la energía no puede destruirse, solo transformarse.
Apreciar esa insaciable despedida.
Realmente sé que desaprovechaste esta exaltación,
Inapreciable llama contenida.
Sinceramente me veo inmersa en frenesí.
Sinceramente me veo inasible de orden.
Enteramente no existo en este plano.
Enteramente me niego a volver a mis pagos.
La raíz putrefacta que desmembró mi simbiosis.
Si es que algo queda
Si es que algo poseo
Es el numen de mi vacío espiritual.
Tan hondo e inefable como la fe.
Difícilmente llegue a ser llenado en dos vidas.
Difícilmente pague la condena de las cinco líneas.
Ahora estoy preparada,
Y solo la nada ronda mis letanías.
Únicamente gozo de insignificantes estadías,
En sus cuartos y en sus mentes.
Seres saludan,
Seres explayan,
Seres ríen,
Seres inspiro,
Seres eyaculan,
Y no recuerdo ningún rostro.
Seres lucran,
Seres ignoran,
Seres succionan,
Seres transmuto,
Seres proclaman
Toda la magia que en mí reside.
Y no recuerdo ningún rostro.
Después de todo no me importa,
Si nadie formará parte de este intimo asombro.
Infinita aprendiz e institutriz.
Especialista en boicot desmesurado.
Los objetos que me rondan:
Caen, ruedan y se estrellan a mi lado.
(Como por causa y efecto)
Antes de la colisión, hubo un pensamiento,
(Como kinetico y magnético)
En mis gritos coléricos,
Vi luces titilar
Y ahora mis ojos centellan como ellas.
Prendiendo la llama de una nueva
Conexión neuronal.
Que te cuesta indagar
En lo insufrible y apetecible de mi ser,
Y ver la ilimitada luminiscencia que poseo para dar.
Abortada tres veces,
Éxodo de mi vida,
Puente entre la gente,
Mediadora conmovida,
Con espíritu adolescente,
Cual gárgola en su guardia,
Esperando el Alma débil,
Para brindarle energía,
Enamoradiza innata,
Inconforme connatural,
Musa no reconocida,
Libidinosa serial,
Y una maldita espécimen sin su par.


JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS