Fue amor

Eramos como el Sol y la Luna.

Como el Perro y el Gato.

Con muchas diferencias, pero raras veces nos entendíamos, y esos momentos eran mágicos y hermosos, como la bellaza de la naturaleza o una caricia de tu madre en sus brazos, inexplicables pero bellos, creados sólo para esos instantes. Lamentablemente no dudaron para siempre y nos volvíamos a separar, esperando con ansias el nuevo “eclipse”

Pero las peleas desgastaron el amor, y se jodió por no dar todo de mí, por no ser sincero, pero hasta lo más hermoso tiene su final y si hubiese escuchado mi corazón hoy la tendría y no hubiese perdido tantas amistades a base de nuestra ruptura.

Ahora ella debe estar haciendo planes con otra persona, viviendo, y yo sigo aquí, abrazando a la soledad, extrañandola y siendo el mismo bastardo que fui siempre.

Y así acaba está historia, acabo con un final abierto pero cerrado para mí, porque entendí que la perdí…

Related Articles

Responses