Finalizaba el invierno, un invierno de grandes cambios,
mi nueva vida empezaba sin saber que me esperaba, fueron los fríos vientos que me llevaron al lugar donde encontré lo inesperado me llevaron al lugar donde nos encontramos

Comenzaba el verano y nos hicimos cercanos, textos iban y venían llenos de risas y encanto, tu presencia me empapaba como una torrencial lluvia y te hacías importante con cada letra pulsada, un teléfono convertido mi sitio favorito simplemente por que era el lugar donde nos encontramos

Un año lleno de risas, un año lleno de letras había pasado ya, llegó el día de viajar y tu mirada en la mía me hizo sentir temor, presagiando lo que venía, unos besos inesperados aunque siempre deseados, me llenaron de sentimientos que me inundaron, ese se convirtió en el lugar donde nuestros labios se encontraron…

Sentía que ya te amaba sin haberte conquistado, sentía que ya te amaba sin haberte bien tocado, sentía celos del aire que rozaba tus mejillas, no entendía que se podía amar con el roce de los labios, pocos besos inocentes en medio de nuestros juegos, me llevaron a un lugar que pensé sería un sueño, te metiste en mi mente…. y allí nos encontramos

Cada vez más cerca estábamos, cada vez más conectados, siempre juntos y pensando en proyectos con futuro, en medio de la creación llegó el momento esperado, los besos eran intensos y pasamos a las manos, cada roce se tu cuerpo me acercaba más a ti, y fue allí donde mi mente me traicionó por completo y creí que era cierto que lo podría logra, ese día en mi cama aunque un poco atropellado llegó el día más feliz, el día que nuestros cuerpos se encontraron