Nocturno en un hospital

Pasillos,
No veo más que pasillos.
Olores,
No percibo más que olores.
Lamentos,
Callados y sostenidos
Están los lamentos.
Calor,
Porqué hará en los hospitales
Tanto calor?
Nocturno,
No sólo los médicos
Y las enfermeras hacen nocturno.
Hacer noche en un hospital
Es tener el alma encarcelada,
Se agita sudorosamente en el tiempo
Y sudorosamente siguen callados
Los sostenidos lamentos.
Puertas,
Eternos y enemigos abrir y cerrar
De Puertas,
Tímidos aún en la madrugada
Que se presenta.
Pitidos,
Continuos y desgarrados Pitidos,
Testigos de la impaciencia humana
Y del miedo petrificante
Que inunda los pasillos.
Ascensores,
Guerra metálica la de los Ascensores,
Comedores de sueños y horas
Vespertinas.
No parecen lo que son…
Suenan a antesala de sangre
Y guillotina.
Al fondo de un pasillo,
De un frío y eterno pasillo
Se escucha el verdadero dolor,
Como un serrucho que me corta
Sin prisa y lentamente.
Ese dolor no era dolor
Era un llamamiento acelerado
A la muerte.
Hacer noche en un hospital
Es condenarte por una noche,
Es retar al tiempo,
Es congelar las afueras…
Es oír en dolor a la gente.
Es la esencia humana,
Es la noche, que todo lo engrandece

Related Articles

Vidas pasadas

En señorial castillo muros blancos envejecidos luminosas arañas como testigos, en fenestras gigantes con alzapaños de bronce luciente entra en los pasillos Inmersa en majestuoso…

Responses