Hay noches como pájaros

que gimen en mi oído,

telas que cosen mis hilos

y viven en tus labios.

Son noches blancas, ausentes

con sus bocas abrazadas,

mienten verdades,

verdades como voces

azules y espesas.

Esas noches que gimen

como pájaros,

esas noches sin alma.

0