Noche febril de algún día de mayo
y soñolientas calles muy despiertas,
lluvias profundas, oscuras tormentas,
atravesadas por la luz del rayo.

Noche febril de algún día de mayo,
lluvia en el campo y en las playas desiertas,
ciudades, pueblos, carreteras lentas,
sé que no has visto tu evidente fallo.

No te rindas y continúa luchando,
quien es el más fuerte, quien el más sabio,
eres un caballo libre piafando,
de la boca eres un besado labio,
que besa, responde y sigue cantando,
noche febril de algún día de mayo.

0