Noche de tormenta, tu ausencia.

El ruido de la tormenta
enfurece mi deseo,
parece mi cuerpo rabiar
al son de cuánto relámpago
Ilumina el cielo,
y al cielo subo cuanto más te recuerdo.
Y estando entre pensamientos tan bellos,
rompo en furia porque no te tengo.
Y cual trueno que deja sorda la noche,
grita mi alma al necesitar de tu cuerpo.
De tu cuerpo, el calor, las caricias, los besos
Y lloro, mezcla de rabia y miedo por no tenerte cerca.
Como la lluvia, que va descansando tras la tormenta,
lloro, como hacía tiempo que no sabía.
Me asusta esta noche vacía y fría,
llorando tu ausencia, me envuelvo en sueños contigo,
como siempre, vida mía.

4+

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas