-No te cases!- Es lo único que tengo en mente.
-No lo hagas. No dejes de quererme, no dejes de pensarme-
Pero qué es lo que digo yo. Yo que nunca te dije,
yo que nunca te demostré. Mi amor sólo callé y
ahora tú sin saberlo te irás también.
-No te cases! Que por Dios te lo ruego. Que
dispuesto estoy a amarte y a no separarme de tí.
No te cases, no me dejes, o no viviría sin tí.-