No te amo,
No tengo otra mentira que decir, no es posible fingir un desamor donde existes tú.
Pero, no te amo, es un incierto iluso si te mantengo dentro de mí.
Prefieres escucharlo? ¡No te amo!

Mi idolatría va más allá de esta renuncia, de mi razón,
es un silencio sórdido, que lacera mi sonrisa,
es la hipócrita esencia de mi orgullo,
de este ego que se aferra a no mostrarme vencida.
Por eso acepto que no te amo.

Tus pasos, lejanos a los míos hacen eco en mí, roban mi inocencia.
tu voz se pierde en el devenir de mis días,
no siento tu piel, mis horas no huelen a ti.
mas mi capricho adolescente te hace presente al intentar amar.
Una vez más me haces mentir, tan solo porque no están tus ojos frente a los míos,
porque el sonido indescriptible de mis entrañas es inexistente al mundo,
pero retumba en mí, esa parte de ti que aun me pertenece.
Tantas mañanas sin tu nombre, cada día vívido sin tu esencia.
No te amo, se deshace el segundo carente de tus labios,
mis manos sin tu sudor y mi voz sin tu oído.

NO te amo ¿Sigo mintiendo?
¿Tendrá límite esta farsa?
Ya mi piel se va arrugando, mis ojos pierden brillo, aun así, el juvenil espacio quedó,
justo ahí, intacto, a tu nombre; y aunque no te espero, eso si es cierto, sigues en él.
no recuerdo haberme dicho que te esperaría, eso sí sería un engaño.
Nunca fui tu exclusiva y tal vez no fui la que más te amo,
pero soy capaz de mentir, ya no sé si miento por mi o por ti, pero lo volvería hacer:
Eres la renuncia perpetua de esta niña, que un día se le antojo besarte
y hoy ya no te ama.
Mentiras.