No son míos

¡Cuánto ombligo sin su madre!
¡Cuánto hielo sin el frío!,
no son míos, no son míos,
pero amo sus otoños
y no olvido sus bocas encendidas.
¿No entiendes que el amor puede ser
como un limón que nunca brota,
pequeño y blanco como el diente
de un niño?
No son mías las caricias de ese perro
que soñaba ser un árbol,
no son mías las mentiras
de las flores en invierno,
sólo la poesía habla
como el ladrido de un perro,
y dice la verdad,más que un filósofo
escondido.
No son mías esas lenguas que se avanzan
y corren presas de un amor inusitado,
tampoco es mío el invierno de los patos,
ni las noches angustiosas de los muertos.
No son míos los charlatanes perfumados,
lechosos huecos de las cabras.
¿No entiendes por qué sueño sin cara?
¿Por qué duermo sin hojas?
¿No entiendes qué ser algo es importante,
aunque deje de ser mío?

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas