No me prometas el mundo entero,
sólo necesito contigo, en la cama, un momento.

No me prometas alcanzar la luna llena,
sólo necesito el brillo, de tus ojos, que me reflejan.

No me prometas amor eterno,
sólo necesito el recuerdo, en mis labios, de tus besos.

No me prometas estar en todos mis sueños,
sólo necesito ser un rato, de tu corazón, su dueño.

No me prometas todo el año primavera,
sólo necesito ser el barco que, en tu mar, entre olas navega.

No me prometas a tu lado un destino,
sólo necesito sentir, que tu caricia, estuvo una vez en mi camino.

No me prometas un cuento con final feliz,
sólo necesito ser en tu vida, quien te pidió un día, que le digas que sí.

C L