No llores

No llores cuando te digo que no te quiero amar.
Llevo toda la vida buscando la salida a mi soledad.
Es muy difícil para mí aceptar,
Que he perdido el tiempo, que no me queda más.
Mis pensamientos varían de sustento,
Mi alegría no ha muerto pero declina.

Es como si las esperanzas hubieran muerto,
Pero es el destino quien me ha conducido a mi tormento.
Ni el dinero, ni la fama ni nada pueden retenerme,
Solo hay un deseo inútil de encontrar lo que no encuentro,
De entender lo que no entiendo,
De querer lo que no quiero.

Si la lógica murió hace tiempo,
Imagina como está mi persona que,
Cómo un cuerpo sin alma, va por ahí buscando al eterno.
Que cansado estoy y más cuando uno quiere demasiado, que tonto cuando lo que se quiere no existe sino en sueños.
Ya no tolero que me digan que no puedo,
No tolero que pudiendo, todos corren con miedo.
¿Acaso nací para vivir muerto?
Parece que mi destino es esperar en vano que, alguien (mi reflejo), se siente a mi lado para escucharme hablar.

+1

Related Articles

Responses