No estoy aquí, sino contigo.

Soy consciente
de mi presencia física aquí
pero que estoy ausente,
también lo sé
pues hace rato que marché.
Me atrajo una fuerza conocida
un centro poderoso que me atrapa
me empuja hacial fatales desenlaces deseados.
Me dejaría llevar mil veces
que su brisa me susurrara
su piel arropara mi rostro
y su fruto, néctar dulce que me saciara.
Me oprime en el pecho ser justo
la lucha enfurecida que sostengo en mí
Por qué no liberarme?
Saltar al vacío infinito de la tentación
ser dichoso en eterno instante
y al despertar morir con una sonrisa.
No estoy ahí, donde debiera
mi conciencia me tiene preso
no conoce tus riberas
ni tu verde, ni tu campo
sólo dispara certidumbre
y mi corazón tiene atado.
Menos mal que es libre mi espíritu
y puedo cantarte soñando
escribir el deseo de tenerte
presente donde me hallo.
Estoy aquí y no es contigo
y sin embargo te estoy amando.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas