No deja de llorar

El cielo no ha dejado de llorar desde entonces…los días se presentan grises y eternos, desapareció el miedo alrededor de mi alma, es cierto, más el miedo que mi alma guarda en su interior crece y se hace fuego que el agua no apaga.
Ese miedo a no ver jamás tus ojos, ese miedo a no poder sonreírle a tu gracia, ese no poder sentir tus manos, ese no respirar muy cerca de tu boca, y del roce de tus labios.
Ya ha de correr el agua por arroyos y enriscados pueblos, que al igual que el sol saldrá para quemar los prados, así mismo mi alma seguirá ardiendo entre miedos y con la firme esperanza, de creer en un destino que de ti no me separa.
No deja de llorar este cielo, mas mi alma seguirá por ti siempre enamorada.

Related Articles

Desierto

Debemos ser estrategas, para poder sobrevivir Y en este desierto que llaman ciudad, vi a muchos morir Pero no físicamente, porque sus cuerpos estaban ahí…

Responses