-No creerías en las ninfas
Ni aunque te tocara
Y de mi brotaran flores
Ni aunque te inspirara
Y tus ideas evolucionen-

Y después de todos sus dolores, ofrece;
Una sonrisa reluciente.
Lista para ser manchada.
Un alma candente.
Lista para ser marcada.
La palabra positiva
Me quedo atorada.
En el nudo maquiavélico
De mi garganta.
Con pobre impronta,
Y a nadie le importa,
A donde se dirija ahora mi mirada.

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS