Tanto lo pinchas
En nada me lincha
Pues ya cambié.
Deberías modernizar
El look del muñeco vudú.
Te aviso porque me apena
Cuanto te esmeras
En sabotajes en mi contra
Y en tretas plásticas.
Cuchillos dúctiles que no cortan
Nigromancias que no matan
Los altercados no me alteran
Tus contiendas no me atan
Tus embrujos que no embrujan
Ni el temple me arrabiatan.
Deberías actualizar
El estilo del muñeco vudú.
Yo ya cambié
¿Por que no cambias tú?
Tus boicot que no boicotean
Tu lluvia que nunca me moja
Tus maleficios que no me empatan.
De todo lo frondoso
Eres solo débil hoja,
Que especula tantos daños
Y solo es tallo de floja congoja
Que se estrella contra el barro.
Deberías pincharte tu
Pues yo ya cambié.
Te lo anuncio porque apena
Cuanto te esmeras y esperas
Que surjan efecto los gualichos,
Que recojas los muertos
Que a tus pies jamás llegan.
Deberías botar tu muñeco vudú
Difícilmente yo fenezca
¿Porque mejor no falleces tu?
Antes que los males reboten
Y sobre tu flácido pecho exploten.
Siempre retorna al remitente
Todo sortilegio de despecho incipiente
Y se vuelca sobre tu recipiente
Y te ahoga y quema hiriente
La espuma rabiosa que enviaste.
Y yo te devuelvo todo
Excepto el tiempo que me dedicaste.
Apuntaste y fallaste
Deberías dejar de jugar con muñecos.

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS