Te odio,
cuando estabas,
en mi cuerpo
Sangrando.
Te odio,
cuando el placer,
se convierte en dolor
Vibrando.
Te odio,
cuando el infierno,
muestra ser la Tierra
Ardiendo.
Te odio,
muñeca de carne,
reflejada
En mi espejo.
Te odio,
cuando la abyección,
es alimento que voy
Ingiriendo.
Te odio,
muñeca, dejando tu rastro de linfa escarlata
Suplicando.
Te odio,
cuando la amnesia no llega,
Para fragmentar
Para hacerme olvidar
Cuanto te odio.


JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS

0