Mírate… Te crees muy lista, crees que llevar una vida de diosa te convierte en una. Ahora cuando todo el mundo gira a tu alrededor, disfrutas de la buena vida sin pensar en el mañana… Pero el tiempo es relativo, y lo que hoy disfrutas puede ser tu perdición en el futuro.
Pero que entiendes tú… Eres jóven, y hermosa. ¿Porque preocuparte por cosas que no han pasado?.
Algún día, cuando llegues a los 50, y ya no tengas un lindo cuerpo que presumir, te arrepentirás de todos esos días en los que consumiste tu juventud y tu belleza en la bebida, y en las fiestas. Notarás que todo tu mundo empieza a encogerse, y tratarás de volver al pasado, pero no podrás…
Rogarás a gritos por encontrar un hombre bueno y honesto, que realmente te ame y que quiera envejecer contigo, pero no lo encontrarás…
Y pasarás el resto de tu vida gastando desesperadamente tu tiempo y tu dinero, solo para seguir aferrada a esos aires de grandeza que viviste en el pasado, todo el día, todos los días. Hasta que te des por vencida… Y te mirarás en el espejo con gran desprecio, y desearás haber vivído de nuevo.
Y ese… Será el final de tu historia.

0