Mujer

Natalia

Debió ser un artista con estro inconcebible
sumido en las bondades de eterno arrobamiento,
quien hizo con pinceles de nobles sentimientos
la obra más preciosa, más digna y admirable.

Tomó infinitas luces de mística nobleza
y empíreas mixturas de amor y ensoñación,
logrando así el milagro de un tierno corazón
trazado en mil matices de espiritual belleza.

Del fondo más sublime de un cielo de entereza
extrajo prodigiosas acuarelas de ilusión,
y con rasgos provenientes de divina inspiración
grabó un alma radiante de amor y de firmeza.

Impregnó todo su lienzo, con ecos de oración
de un tono inexcrutable, idílico, distinto,
el más hermoso fondo: el maternal instinto,
razón que da la vida, motor de la creación.

Jamás podrá saberse de dónde este pintor
logró arrancar la esencia que a todos embelesa,
para imprimir en su obra tal grado de belleza
con tintes pasionales y aromas de candor.

Viviremos admirando, aún sin entender,
la obra más hermosa, orgullo de este mundo,
que habita en nuestras almas, pero en lo más profundo;
pues eres tú la ungida, siempre serás: Mujer.

Web del autor: Pedro Pablo Pachón

__________________________________________________________________________________________________

1+

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas