Mujer

Mujer,
tirarte arroz es tan ridículo como mentir al corazón.
Tú que prefieres estar sola que vestida de novia
al lado de alguien con el que sabes que lo vuestro no tendrá sentido.
Tú que huyes de anillos en mano,
flores
y altares.

Haces pedazos la sola idea de amarrarte/amargarte,
eres más de alas y no cadenas.

Nunca has deseado preparar desayunos,
atar corbatas,
y acostar a los niños.
Tú te lanzas a la vida a escribir tu propia aventura.

Te plantas los tacones para pisar fuerte,
nunca fuiste de ir por la casa de puntillas,
en silencio,
para no despertar al que duerme al otro lado del colchón.

Ese que no sabe de tu vida pero opina.

El que pide silencio cuando ve el partido
y luego es el primero que levanta la voz más que el volumen de la tele.

Mujer valiente que prefieres la soledad feliz,
a la tristeza mal acompañada.

No crees en normas,
perdones,
prohibiciones,
anillos de boda
y mucho menos en el amor.

No sueñas con príncipes de capa y espada,
eres más de viajes y escapadas.

Mujer que sabes que nunca te van a poder convencer.
Que por mucho que lo intente, es o no va ha suceder.

+1

Related Articles

Responses