Mis últimas lágrimas hacia tí

¿Qué me dolió?
Verte crecer.
¿Por qué?
Porque yo sigo estancado.

Sigo pensandote, aunque esta vez fue diferente, dejé de llorarte por un buen tiempo, lo que me hizo caer al hoyo fue que alguien más había entrado a tu corazón, alguien más ocupó mi lugar.

Ese día en el que te hablé de la nada para intentarlo de nuevo, quería hacer lo que no hice en su debido momento por andar pensando en otras cosas y sinceramente no sé que fue lo que se me pasó por la cabeza en esos momentos, sólo me lansé al mar sin saber nadar.

Hablamos un rato y al final me contaste que ya había otro, al principio no le tomé mucha importancia porque creí que sólo era una mentira para alejarme y además para ese entonces ya te HABÍA superado.

Entonces seguí por mi camino, hasta hoy, porque descubrí que era verdad. Me partí en 2, porque quería ser yo esa persona, quería retroceder en el tiempo y recuperar el tiempo perdido.

Me dolió saber que prácticamente nuestra relación no la tomaras en cuenta, me dolió saber que estas viviendo tu vida, que “regresaste tu carro a la pista”

Todo eso me dolió porque yo no puedo salir de aquí, porque si mencionan tu nombre me vienen a la mente nuestros recuerdos, porque me arrepiento de volver muy “común” nuestra relación.

Y como dice mi mamá: “La vida no te da segundas oportunidades” y la verdad no le tomaba atención a esta sabia frase, hasta este momento. Y yo mismo me sorprendo de que ya pasó mucho tiempo de lo nuestro, y aún sigo aprendiendo de tí.

Si es que por algún antojo del destino llegas a leer esto, de todo corazón espero que te vaya muy bien y dejame seguir pidiéndote perdón porque si es que hubiese conservado el amor, todo hubiese sido como fue al principio, pero a pesar de todo, te juro que estas son “MIS ÚLTIMAS LÁGRIMAS HACIA TÍ”

+3

Related Articles

Responses