Si fuera una millonaria excéntrica
Acudiría a los quirófanos
Donde hayan realizado liposucciones
Y con esos restos grasosos
Formaría mis queridas
Almohadas de carne
Para cuando dormir en cucharita
No alcance,
Y mis brazos rodeen por enfrente
La silueta de un tercero ausente.
Tendría una huerta y me libraría
De agrotoxicos y monsanteadas
Con tomates, especias, y futuras jaleas
Con plantas medicinales y aromatizantes
Inundada de manzanas y figuras
De copos de nieve, pisos de marmol
En el living escaleras que desciendan
Hacia una piscina de hielo, medusas
En peceras como faros de mis noches,
Pienso en actividades no en adornos
O vagas esculturas que creyentes alaban.
Crearía un salon para mis telas de acetato
Al menos de cincuenta metros
Para sentir que me balanceo
Como pluma al viento un rato,
Para sentir que vuelo cual rapaces
Aguilas atrapando serpentinas de caduceo.
Una pista para el arte sublime del patinaje
Como si fuera la forma que tuvieron
Los herejes para deleitar a sus torturadores,
Y les demostraran a ellos que aun enjaulada
El ave no pierde su canto aun vibra su encanto.
Tendría un estudio para la quiromancia
Es tan simple y cuanto mas sencilla
Mas me complace mi extravagancia
Tendría una biblioteca organizada
Por que emoción es regurgitada
Al la obra ser leída,
El resto lo donaría en causas nobles.
Merecer y obtener son distintos procesos
Que no siempre dependen de los esfuerzos
Vivimos en una balanza invertida
Y en banca rota pero al menos estamos dichosos
Aun sin beneficios adquiridos por méritos victoriosos.
No existe remuneración
Por tener buen corazón
Y ser la cena de un león
Que su reposo cuidaste
Sin saberlo diste
Lo necesario para
Sus garras afilarse.
Ay si las cooperativas
La única forma laboral fueran
Ya no existiría
El clasismo ni la avaricia.
Y todas seriamos, millonarias excéntricas.

2016

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS

0