No trates de tocarme, que para ti mi cuerpo
no es el platillo exquisito proveniente de otro planeta.
No soy el amor de tu vida, ni la compañera de trabajo
que te gusta un chingo.
Tampoco tengo el talento que tú quisieras, y mucho menos fui la persona
por la que mas veces intentaste quedarte y no renunciaste.

No me faltes al respeto de esa manera.

Si quieres sexo, solo pídelo y tal vez quiera hacerlo contigo.
Así que no sientas compasión por mí, solo dilo ,
que para mí tu presencia se volvió en ausencia y no me dañaría hacerlo.

Pero no me trates como a ellas, por que hay una gran diferencia,
a ellas has logrado engañarlas, y yo te conozco perfectamente.

Conmigo espero comprendas y como te estas dando cuenta, dudo que lo obtengas.

0