Mi Señor

Mi Señor
Tu mi padre altisimo
Mi corazón y mi alma salvaste
Solo bastó tu amor para levantarme…
Tu mi Señor…
de la muerte me resucitaste; porque muerta estaba yo antes de escuchar tu dulce voz,
que susurraba a mi corazón
las palabras que mas anhele escuchar.. ese “te amo” bastó para entregarte mi vida y mi corazón…
Tu mi Señor…
Eres mi razón de existir
Mi roca y mi astre para seguir. Tus palabras me animan y fortalezen,
en ti haye lo que en el mundo nunca pude hayar…
Salvación y amor eterno me ofreciste,
aún sin merecerlo tu me lo diste,
por eso siempre serás mi Señor…

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas