Silencio.
Estoy en mi compañía,
durará mucho, así que no se rían.
Tocó la soledad.
Y en éste encierro interminable
me propuse a pensarte.
Te miro.
Aún te siento, pero no sé si te percibo.
Claro que estás distante!
pasó el tiempo y se llevó lo vivido,
pero te invoco y me admiro
de cómo dejé que te hayas ido.
Te extraño…
Aún después de lo sucedido,
porque rescato lo bien vivido.
Estaciones que pasan,
y caminos por andar,
llenan ése vacío recorrido
que hoy logro compensar!

Sos mi primer poema,
mi arte y mi endereza,
amor genuino que hoy te haz ido…

0