Estoy muy nerviosa,
y muy entusiasmada
porque como gane el concurso
me voy a Granada.

Os preguntaréis ¿Qué concurso?
No es uno cualquiera,
no es la lotería,
ni el gordo, ni la quiniela.

Es mi primer certamen,
uno de poesía,
a escribir soy aficionada,
la literatura es mi vida.

Yo no soy granaína,
ni mis padres, ni mi familia,
yo soy malagueña,
esa es mi descendencia.
Aunque sólo tenga once años,
soy una gran escritora,
tengo muchas poesías,
porque escribo una cada día.

A mi hermano no le gusta escribir,
pues no es muy imaginativo.
Sobre mi talento no me gusta presumir,
porque no tengo motivos.

También escribo libros,
¿lo sabíais o no?
Se los presto a mis amigos
para que me den su opinión.

Mi seño Cira me apoya,
mis amigos y familia;
para inventar tengo facilidad,
pues lo hago desde chica.

Puede pareceros raro,
en un certamen de poesía
yo nunca he participado,
por eso me hace mucha ilusión,
y este poema lo invento,
con todo mi corazón.

¡He acabado la poesía!
Ya la voy a enviar,
necesito que mi padre me ayude
para poder participar.

¡Qué nervios, a ver si gano!
Eso no es decisión mía,
sino del jurado,
que está aquí este día
nuestros poemas esperando

Por eso este poema
¡llega a su final!