Primera vez que te veo,
Y no me lo creo
Ocasionaste en mi alma un melodioso destello,
Tu belleza inmaculada,
Como si estuviera en un cuento de hadas,
Nos vemos a los ojos y no decimos nada,
Con una sola mirada
Me tienes completamente hechizada,
Ojalá estuvieses a mi lado para sentirme acompañada.

Pensé que sería la única vez,
En que apreciaría tu hermosa tez,
Sin embargo al caminar a la misma hora
durante todo el mes,
Teniendo la esperanza de volverte a ver
Con tu playera con el número 73;
Al fin nuestros caminos se cruzaron
Te vi una vez más, respirando cada segundo
Así es como cambiaste el rumbo de mi mundo.

Si tan solo supiera tu nombre,
Dejaría de estar deshauciada
Y mi mente bifurcada,
Pero tu belleza jamás dejaría de ser acendrada.

Te lo ruego número 73,
Ven a mi doquier que estés.

0