Mi maestro

Me dejaste, no avisaste
te marchaste, me mataste
y en mi tintero quedaron
muchas cosas que contarte.

Eras mi guía
eras mi rumbo,
eras mi vida
eras mi mundo.

Qué le digo yo a mi yo
como vivo yo conmigo,
como engaño a la razón
si no puedo estar contigo.

Quién resuelve mis problemas
quién me explica la lección,
quien devuelve mi sonrisa
quien me arregla el corazón.

A mi padre.

John C. Deer.

4+

Related Articles

Era el primer descubrir,  mirar, y verte a tí.  Eras de inaccesible alcurnia,  eras imposible,  eras lo que ví.  Mi primer deseo fuiste tú,  Sabias…

Responses

Ir a la barra de herramientas