Mi despertar

Como por inercia
consumo minutos a lo largo del día,
en mi rutina sumergida,
pasa el tiempo
con leves sonrisas
de momentos en calma continua,
sin suceder nada más.
Y llega ese instante,
momento de mi despertar,
su voz aparece,
la sonrisa hasta mi vientre
se hace notar.
Como el sol cuando amanece,
instante que siempre adore,
son sus ojos, su mirada,
mi único ahora amanecer.
Y el minuto se vuelve irrepetible,
alborotando mi calma,
volviéndolo todo un placer.
Instante único el calor de sus manos,
deshaciendo mi rutina en este loco querer.
Siendo todo en un instante,
tal como siempre adoré,
¡mi despertar!…
su voz, su mirada y su piel.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas