Metas

La ignorancia del que cree saber, es la ingenua imagen del pobre sin metas. Porque si no tienes objetivos realistas, se vuelven sueños y te duermes. Tratando de alcanzar dichos propósitos caes en un mar de lamentos, nadando sin viento y con el tiempo en contra. Buscas salidas y no encuentras, decepcionado recuerdas la primera meta propuesta, sin quejas te acomplejas, el fin se acerca. Nadie te asegura el éxito, lo cual te inquieta, pues si eso te detiene, busca otra meta. Tu mayor miedo es equivocarte y fracasar, sin embargo recuerda que ahí es cuando te debes levantar.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas