Metamorfosis

No supiste volar, y te marchitaste como una flor.

Sueles llorar, y encontrarte con tú error.

La noche cae en tú pequeña habitación.

Intentas recojer con tal sigilo los pedazos de aquella flor.

Related Articles

Responses