Metáfora

Metáfora

Ayer me desprendi de lo más bello
Sin embargo; lo más bello para ti, es inútil.
Como ser un pedazo de galaxia
No temblaras.
Si o no, no importa la respuesta
Quién seas o quién sea yo, poco importa.
Tú, podrías haber sido yo y viceversa.
Te fundiste en vino y pecado
Yo, me hastie con libros religiosos
Navegue en el agua, hasta que la traquea me ahogó.
No hay diferencia.
¿Qué fue lo qué burlaste?
No eres igual que ayer
Ni tu ahora es igual al próximo minuto.
Estas muerto.
¿Es angustia?
No lo sé…Angustiarse, es quizás saber qué alguien está vivo. Es quizás saber que puedes vivir sin depender de alguien más.
¿Pero, deseas estar solo?
No es lo mismo aprender que olvidar.
Ni serás igual después de entender lo qué escribo.
Mañana serás otro
Ya ahora, eres diferente
No igual, no idéntico.
Siempre cambiante
Bebes lágrimas
¿Para hastiarte?
¡Qué interesa!
Lo mismo no es recíproco.
Lo igual no es un adjetivo
Y tú, no eres como esa moral de antaño
Tan seguro que da ganas de patearte para qué reacciones.
No, eres igual
No, no eres digno
Ni eres diferente
Estás moribundo
Pero naciendo
Para que un crimen
Se haga obra
No, no debes entender
Y si entiendes
Quizás sea tarde
Demasiado para que llores
Demasiado para que te quedes pensando
El reloj corre
Y tú, vas sin pausa a una destrucción masiva, qué no es como tú o yo, sólo una anécdota de lo que quieres ser…
¡Pudiste haberlo tenido todo!
Pero te diste por vencido…
Por ser perezoso
Por no ver
Ella o el se han ido.
Y en ti, dejaron una herida.
«No hay nada para ti, en este mundo
—Y, yo lo perdono todo, la vida es dura.—
¿Vales la pena?
¿Te has preguntado si lo mereces?
—No eres igual, no eres idéntico. Estas cambiando, muriendo…
No hay nada… Sólo tú y esa ventana
Todo es viejo…
Estas envejeciendo
Y ya no hay felicidad
No hay nada
«Sólo tú.»
¿Y luego, qué?
¡No, no quiero saber!
—¡Ay, no hay nada!
Recoge tus monedas
Lo demás es irónico
Todo está fundido en nada
Metafóricamente hablando
Somos la nada… En un mundo de hechos…
¿Hechos de qué? ¡De que estamos hechos!
De nada
Mugre y nada
¿Puedes decir que eres algo?
No, ni nada.
No, no hay qué
Sólo, solo, tú…
Nada
¿Y en qué debería creer?
No, no creo ni en mi…
Y lo de la religión fue por miedo
En realidad quizás jamás ame a Dios.
En realidad tal vez, sólo me ame cuando pensaba en morir.
Imaginando que me ahogaba
Imaginando que moría
Imaginándote morir.
No, no había nada.
Nunca quise a nadie.
Nunca aspire a recibirme.
No me importaba vivir o morir
Pero estoy muerta del miedo.
Ayer, era joven
Hoy, soy una mujer
Con sangre y pesadillas
¿Sólo estoy soñando?
Y miró por la ventana
Hay gente muriendo por la enfermedad China
Y todos se escabullen
Tienen miedo
Por primera vez, el miedo es real.
¿Qué importa lo qué diga?
¿O importas tú?
No siempre
No, ni nunca…
No, no hay nada…
Es todo tan vacío
Tan bajo
Tan irreal
Hay perros aullando
Mi padre tose o escupe
En el suelo, mi madre lo limpia
¿Hay metafísica en eso?
Quisiera pensar en el amor
Pero sé que no existe
No existe, no hay nada.
Todos vamos muriendo
Lentamente, abajo, de todo…
Creo que no podré ver el fin.
Y quizás sólo tendré mi libreta y mis poemas
Y mi bebe que llora.
No, habrá nada más
Más que nada…

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas