Entendí que el poder de amar es infinito,
sentí que la correspondencia es dual,
la entrega de un corazón a otro
es un acople perfecto;
podrán haber muchos, pero
sólo uno revolucionará tu vida,
—ése— se encargará de animar tanto
tu mundo que no querrás soltarlo jamás.
Las confusiones se dan, pero la verdad prevalecerá,
nadie dijo que sería un jardín de rosas, pero
es hora de regar.
Sólo entiende el que siente, y
siente el que abre su corazón.
Nadie sabe lo que tiene hasta que se va,
intentarás que regrese, pero no lo hará.
Cuando buscas más defectos que virtudes,
ya no lo amarás.
El amor es una semilla que se riega día a día
con lealtad, tiempo y pasión, y
no permite que le impongan condición.
El amor puro te libera de las confusiones emocionales
y te eleva hasta su máxima expresión.

Libro: La Danza de una Mente Desnuda
Autor: Raúl Ojeda
Género: Poesía

Copyright: All the reserved rights on texts and images.
© Raúl Ojeda, 2019