Media sonrisa

Esa sonrisa indolente,
no esconde la sensación
dentro de ti latente,
en mi humilde opinión,
de una tal superioridad,
que queda sin justificar,
considerada natural.
Esos caninos te crecen,
y creen que me merecen,
colmillos de vampiro
que desean morder a un vivo,
quitándole la humanidad
a otros de entre los demás.
La sonrisa desencajada,
creencia generalizada,
y no por ello menos falsa,
del que se cree especial,
mejor, distinto, superior,
al resto de los demás.
Ya hasta nos parece mal
sólo intentar razonar.
Terminamos como comida,
vidas enteras dormidas,
aceptamos la mordida,
y más zombis a la lista,
la familia crece unida,
y aquella sonrisita,
ahora devora vidas.

Related Articles

Responses