Me dijo Si

Muchos mas que promesas.
Menos que simples acuerdos.
Dándome cuenta que tenía muchas sorpresas,
pues me daba muchos mareos.

Aun así iba todo bien.
No había nada de por medio,
a pesar de los cien,
de los cien que les caían del cielo.

Pasó el tiempo volando
como una complicada horda de errores,
donde yo tenía que acabar llorando,
y ella cometiendo errores aun peores.

Sin pensarlo ni aclararlo,
todo acabó marchitándose.
Sin terminarlo ni empezarlo
Todo acabo muriéndose.

Terminando de exterminar este amor
con las palabras mas alegres del matrimonio.
Pues con esto solo generó mas dolor,
convirtiéndose en palabras de odio.

Pues como lo dijo sin arrepentimientos,
y esto en si es una tragedia,
con los sentimientos rotos,
terminó en un sí a los sueños muertos.