Soy un corazón,
que se alimenta de los amores que no estarán
y de los amores que se han ido.
De los inventos y del destino.
De las flores marchitadas y algunos suspiros.
De la risa de las noches y lo que pudo haber sido.
Soy un corazón,
cansado de mirarte con mis ojos
y no verte como eres
sino como me gustaría que fueras.
Empezaré a mirarte con otros
para verte de verdad, con tus defectos horribles y tu atormentada existencia.
Marinero perdido.
El mar me recuerda las horas muertas que soñé contigo.
Marinero sonámbulo.
Vives al día conmigo todas las horas que te pienso
Hijo del viento, esclavo de la arrogancia
el que quiere vivir matando sin dejar cadáveres.

0